Imagen de Miguel Peña
de Miguel Peña - jueves, 12 de abril de 2018, 11:31

 

BIBLIOTECA NACIONAL MARIANO MORENO




Miguel Peña / @miguelpeña

Construida en un principio frente a la Plaza de Mayo, justo en el centro de la ciudad (edificación que ahora se conoce cómo el Cabildo de la Ciudad) en el año 1810. Décadas más tarde, la sede de la biblioteca fue reubicada en el barrio de Recoleta, exactamente sobre las bases del “Palacio de Unzué”, residencia presidencial, expropiada por la denominada Revolución Liberadora, la misma que se encargó de derrocar al presidente Perón en el año 1955. 

Para el levantamiento de la nueva sede, se realizó un concurso nacional, en el cual diferentes grupos se encargaron de presentar sus propuestas, y fue así como el proyecto de los arquitectos Clorindo Testa, Francisco Bullrich y Alicia Cazzaniga de Bullrich, se convirtió en la idea inicial para elegir la biblioteca. La construcción comenzó en el año 1971, y para principios de los años ochenta se paralizó la obra, durante la dictadura del Proceso de Reorganización Nacional, retomándose a partir del año 1982.

 

La Biblioteca abrió oficialmente sus puertas en el año 1992, contando con tres depósitos subterráneos, dos para almacenar alrededor de 3 millones de libro y uno, para revistas y todo tipo de diarios. Según Testa, la idea de ubicar los depósitos bajo tierra era simplemente para garantizar una mayor protección a los libros de la luz y teniendo en mente una posible ampliación de estos sin interrumpir el funcionamiento general del edificio.


El edificio está estructurado en niveles, las oficinas y hemerotecas se encuentran en el nivel sobre los depósitos subterráneos. La entrada principal está en el nivel superior, a la cual se puede acceder a través de las escaleras y diferentes rampas que están en las calles paralelas a la biblioteca; este nivel también se conecta con la escuela de bibliotecarios que se encuentra en un edificio aledaño. Los pisos superiores de la biblioteca se sostienen por cuatros grandes columnas, que además facilitan desde los pisos superiores, la vista panorámica del Puerto de Retiro, La Avenida Las Heras y parte del Barrio de Recoleta (barrio en el que se encuentra construido el edificio).



 

El acceso a la parte superior de esta construcción se puede realizar a través de escaleras y ascensores. En el primer piso está ubicado el auditorio y una sala de exposiciones; a éste le sigue un entrepiso, considerado como el segundo nivel, dónde operan la dirección y otro conjunto de oficinas. En el tercer y cuarto piso hay salas de consultas especializadas, en el quinto piso es donde se lleva a cabo el recibo y entrega de libros. Por último, el sexto piso está destinado a salas de consultas especializadas.

 

La Bibilioteca Nacional Mariano Moreno, fue construida bajo el estilo de arquitectura brutalista, el cuál consiguió su mayor auge en las décadas de los años cincuenta y setenta gracias al movimiento moderno. Entre sus principales características destaca la geometría que presentan los edificios construidos bajo este modelo. Por lo general, el material más utilizado en este tipo de construcciones es el hormigón.

 

En Argentina, existe una amplia variedad de edificaciones construidas bajo esta técnica. Sin embargo, las más importantes son la Biblioteca Nacional, el teatro Nacional de la Plata y la torre Angela, en la provincia de Córdoba. Latinoamérica también cuenta con edificios que son tomados cómo referencias del estilo brutalista, por ejemplo, el teatro Teresa Carreño ubicado en la ciudad de Caracas, Venezuela y también el Museo Nacional de Perú.







[ Modificado: martes, 17 de abril de 2018, 14:59 ]