Biblioteca del IPCE: la primera de planta circular en Madrid



Gabriela Trillo Aguilar / gaby.t95@gmail.com


Muy cerca del Palacio de Moncloa, en la Ciudad Universitaria de Madrid, está el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), una imponente estructura circular de 40 metros de radio que alberga una de las bibliotecas más singulares del país, en la que, desde cualquier punto, literalmente, las páginas de más de 50.000 libros rodean a los visitantes.


Diseño oculto


La obra arquitectónica, diseñada por Fernando Higueras y Antonio Miró en 1985, es la primera biblioteca de forma circular construida en España. El recorrido por los estantes de sus paredes continuas inicia en el primer anillo, de tres, que van reduciendo sus tamaños a medida del descenso a través de las escaleras dispuestas en cada una de las plantas. Pero hay otros dos niveles, que parecieran estar ocultos, a los que el público no puede acceder y que según señalan trabajadores del lugar funcionan como depósitos del resto de los volúmenes.









Un inmueble extraordinario


El llamativo diseño del perímetro bibliográfico, no es más que un complemento del importante monumento de hormigón que lo alberga, del que Higueras y Miró fueron también los responsables. La estructura del Instituto, que se divide en cuatro plantas circulares conectadas por ascensores y escaleras, tiene una fachada hipnotizante que la naturaleza del lugar no puede esconder.


Aunado a esto, el interior de la edificación se caracteriza por sus tonos grises y una enorme cubierta de cristal que deja pasar la luz natural a toda la instalación.






Patrimonio Cultural


El edificio fue declarado bien de interés cultural, no solo por contar con una biblioteca de miles de volúmenes y más de 1.600 títulos de revistas, sino por ser una institución que dedica sus espacios a conservar y restaurar bienes culturales pertenecientes al patrimonio de España


La iniciativa surgió de “los fondos bibliográficos de las instituciones que precedieron al Instituto: el Centro Nacional de Información Artística, Arqueológica y Etnológica, posteriormente denominado Centro Nacional de Información y Documentación del Patrimonio Histórico; el Instituto de Conservación y Restauración de Obras de Arte; el Servicio de Restauración de Libros y Documentos”, según se indica en la web del IPCE.


Metrópolis y educación


Esta importante biblioteca, junto al resto de las públicas que existen en la ciudad de Madrid, responde a una innegable necesidad de los habitantes de esta metrópolis: la educación. Entendiendo este último como un factor clave para el desarrollo de una sociedad, el ayuntamiento ofrece un carné gratuito válido en toda la Comunidad de Madrid; que permite a mayores y menores de edad extraer de los recintos una cantidad limitada de libros, revistas, e-books y otros materiales.




Aunque sin duda, si se visita el Instituto del Patrimonio Cultural de España, la lectura dentro de las instalaciones de la biblioteca se vuelve una actividad placentera, producto de la importancia que se otorga al bienestar educativo y cultural en Madrid.

 


















[ Modificado: viernes, 28 de septiembre de 2018, 13:08 ]